Seguidores

Slider automático cabecera

domingo, 6 de enero de 2013

Queridos Reyes Magos, tres puntos (1-0)

Sus Majestades de Oriente le han regalado al Sevilla FC una casi agónica victoria por la mínima, más que sufrida, en la noche mágica de Reyes frente a Osasuna al hacer válido el gol obtenido por Emir Spahic en el minuto 83 de partido y cuando el empate parecía que podía ser el resultado final.

No jugó bien el Sevilla en la primera mitad. El partido fue muy trabado tal cual le interesaba a Osasuna y al Sevilla le duraba muy poco el esférico y abusaba del pelotazo en largo. En uno de ellos, Reyes dejaba completamente solo a Negredo ante el meta navarro, pero el Vallecano no tuvo claridad de ideas y erró la clarísima ocasión.

Jugadores a vestuarios y el aficionado con más dudas que cuando comenzó el encuentro.

Ya en la segunda mitad y con empate a cero aún, fue el delantero rival Kike Sola el que tuvo dos claras ocasiones para adelantar a Osasuna en el marcador. Pero no es menos cierto que, por empuje y tesón fue el Sevilla el que mereció la victoria en la última media hora de la segunda mitad con un buen Reyes como director de orquesta y con Jesús Navas martilleando incesantemente por su banda derecha.

Y claro, tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe. En una jugada con triple remate, primero con un cabezazo de Fazio al palo, luego tras otro remate de cabeza de Perotti con paradón del guardameta de Osasuna y, finalmente Spahic tras pase también de cabeza de Reyes, lograron el tanto que a la postre  daría la victoria a este Sevilla, que fue muy sufrida porque pese a los dos minutos que se habían dado de descuento, el colegiado decidió alargarlo casi un minuto y medio más con la agonía, tensión y nervios que ello supuso para los aficionados sevillistas.

Triunfo que resulta muy valioso y que permite obtener tres puntos muy importantes a este Sevilla para que, al menos, respire respecto a los puestos de la zona baja de la tabla con los que andaba coqueteando el equipo de Míchel.

No se han disipado las dudas sobre este equipo aunque al menos se han alejado momentáneamente los fantasmas del descenso. Veremos a ver si con estos tres puntos se alcanza el punto de inflexión necesario y esperado por toda la afición rojiblanca, tanto para los que pitan como para los que animan.