Seguidores

Slider automático cabecera

viernes, 4 de enero de 2013

Más importante de lo que parece

¡Feliz Año Nuevo a todos los lectores de "Sevillismo desde la cuna"!

Una vez iniciado el año 2013, el día de la Cabalgata de Sus Majestades, el día mágico y de la ilusión para cualquier crío y no tan crío, regresa el fútbol al Ramón Sánchez Pizjuán.

Una vez más (las que van y las que quedan), el horario del encuentro (sábado, 22:00 h), lejos de atraer al público infantil y futuros clientes de los estadios de fútbol, no hace más que distanciarlos aún más de uno de los recintos deportivos más bellos que existen en nuestro país, al menos para éste que os escribe.

Pero lejos de alzarse la voz en contra de los que pagan el 60% del presupuesto de tu entidad y más lejos aún de aquella semifinal de UEFA disputada en Nervión en el año 2007, el encuentro de mañana es mucho más importante de lo que parece. El equipo rojillo es penúltimo clasificado a sólo cinco puntos del Sevilla, por lo que además de la preocupante temporada que está realizando el conjunto confeccionado por del Nido y Monchi y entrenado por Míchel, un hipotético traspiés en el partido ante Osasuna, harían saltar, si cabe, todas las alarmas en el conjunto sevillista que desde hace ya algunos meses parece andar en caída libre en el campeonato liguero.

El equipo de Osasuna, entrenado por Mendilíbar, se presenta en Nervión con un pobre bagaje como visitante, dado que en sus ocho encuentros disputados fuera de casa tan sólo ha sacado cinco puntos, cimentados en un único triunfo y un par de empates, si bien es cierto que estuvo a punto de vencer en el último partido del año pasado jugado en Getafe de no ser por la actuación del colegiado que señaló un decisivo e inexistente penalty en contra de los pamplonicas en los minutos de descuento.

Además, en el día de mañana se podrán ver algunas caras conocidas por el césped de La Bombonera, ya que en la convocatoria que ha ofrecido el técnico visitante, destacan la presencia de los ex-sevillistas Lolo y Armenteros y del ex-bético Damiá. También será fácil recordar al eterno capitán de Osasuna, Patxi Puñal y a Rubén si tiráis un poco de memoria, aquel defensa central canterano del Real Madrid que fue sustituido hace casi una década en Nervión durante la primera mitad de un Sevilla 4-R.Madrid 1, con un Reyes por entonces estelar y entrenado por Joaquín Caparrós. Sin embargo, no estará el veteranísimo guardameta Ricardo, que ha vuelto a firmar hace unos días por el conjunto rojillo en el mercado de invierno tras la lesión que ha sufrido riesgo.

En el lado sevillista destaca como rasgo principal la incógnita por ver una vez más que Sevilla podrán presenciar los pocos aficionados que se den cita en el estadio en un día y a una hora tan inusual como la de mañana. El entrenador sevillista, Míchel, ha convocado a todos los jugadores disponibles, es decir un total de veinte, por lo que minutos antes del encuentro deberá descartar a dos de ellos. No serán de la partida el lesionado Campaña (más fuera que dentro en el mercado invernal) y el sancionado Coke (expulsado en el último encuentro disputado en Anoeta y de infausto recuerdo). Tampoco se encuentra entre los citados Miroslav Stevanovic, el flamante fichaje invernal traído a un equipo con muchas necesidades para una posición aparentemente cubierta en el Sevilla por Jesús Navas, o que al menos, no urgía reforzar antes que otras (eje de la defensa y línea de ataque con competencia para Negredo).

Para el partido de mañana llegará a tiempo Álvaro Negredo, del que cada vez parece más claro que puede culminar su ciclo como sevillista durante el presente mes de enero. Una vez recuperado de las molestias que dieron el susto en los entrenos de esta semana, el vallecano será la esperanza goleadora de un Sevilla que cada vez tiene menos hombres que hagan gol con facilidad.

Además y por si no bastara con la situación deportiva actual e institucional de la entidad, la semana ha venido aderezada con unas declaraciones que cada vez considero más vacías y superficiales, por no decir algo más grosero, de parte de los principales responsables de la marcha del equipo. Claro está que me estoy refiriendo al trío formado por el presidente de la entidad, el director deportivo y el entrenador, estando este cada vez más al borde del abismo porque lejos de retomar la buena senda de juegos y resultados, se empeña con sus decisiones deportivas en lastrar a un conjunto que está muy tocado en lo anímico y en lo futbolístico.

La lista al completo de los veinte convocados facilitada por Míchel es la que sigue:

Porteros (2): Palop y Diego López.
Defensas (6): Cicinho, Cala, Fazio, Botía, Spahic y Navarro.
Centrocampistas (5): Medel, Maduro, Kondogbia, Rakitic y Hervás.
Extremos (5):  Jesús Navas, Reyes, Manu del Moral, Luna y Perotti.
Delanteros (2): Negredo y Babá.

Ausentes por sanción (1): Coke.
Ausentes por lesión (2): Campaña y Trochowski.
Ausentes por decisión técnica (1): Stevanovic.

Por tanto, en un partido que es más importante de lo que parece, espero que el parón invernal haya sido bien recibido por los jugadores y que sirva de punto de inflexión para revertir la situación deportiva que preocupa y mucho de este Sevilla. En el día de mañana, los once hombres que podría alinear Míchel para recibir el esperado punto de inflexión, podría ser el formado por: Diego López; Cicinho, Botía, Spahic, Navarro; Kondogbia, Medel, Rakitic; Navas, Negredo y Perotti.

Y espero que los profesionales tomen la conciencia de que el partido de mañana es mucho más importante de los que parece.

¡Feliz día de Reyes!