Seguidores

Slider automático cabecera

martes, 24 de mayo de 2011

Simplemente cuestión de protocolo

Una vez finalizó la temporada 2010-2011 el pasado sábado, el Sevilla FC se está limitando a cumplir el protocolo establecido con el entrenador, algo que no entiendo y que desarrollaré más adelante.

Recopilemos los hechos:
1.- El sábado pasado finaliza el campeonato liguero.
2.- El domingo es día post-partido y de descanso.
3.- Ayer lunes, se le comunica a Gregorio Manzano en la planta noble del Ramón Sánchez Pizjuán, que no va a continuar en la entidad sevillista ni él ni sus tres ayudantes (segundo entrenador, preprarador físico y entrenador de porteros).
4.- Hoy martes, a eso de las seis de la tarde, Gregorio Manzano dirigirá su ÚLTIMO partidillo en un acto que sirve para cerrar la campaña de "Sácale partido al cole" y que culminará con un partidillo entre los profesionales del (Sevilla FC) vs. (Sevilla Atlético + Sevilla C).

5.- Así pues, que llegados a este punto, mañana podría ser un buen día para que el club de Nervión anuncie la contratación de un nuevo entrenador por un período de dos a tres temporadas y que todos los caminos conducen a Marcelo Bielsa, salvo inconvenientes de última hora. Pienso que el anuncio del entrenador se realizará antes de final de semana si se desarrollan los cauces previstos.

Y comenzaba el post hablando de que no entiendo por qué se sigue un protocolo en este mundo de mentiras como es el fútbol. Todos los presentes que hicieron declaraciones en la rueda de prensa de presentación de Gregorio Manzano, mintieron una y otra vez, incluido el propio entrenador. Haced memoria ustedes. ¿Alguién se cree que con la derrota en Alicante a las 21:00 h, tras 45 minutos de negociación en el vuelo de vuelta es posible fichar un entrenador con el que antes nunca se había contactado?. Pero si es que hasta Manzano salió en las conversaciones con Borja Valero, para que veáis si viene de lejos.

Y es que Manzano ya estaba firmado cerrado mucho antes del partido del Hércules. Tan sólo hubo que esperar al momento para la destitución del marchenero. Ni se respetan valores, ni se dice la verdad. En este mundo del fútbol cada uno "salva su culo" y falta a la ética profesional, aunque luego se encarga de pedir respeto para su persona cuando se ve con el agua al cuello.

Ocurre en todos los clubes, con todos los futbolistas y con todos los entrenadores. Por suerte, no sucede con los aficionados, esos incondicionales que aman a su club SIEMPRE, logren o no sus objetivos

Es por el motivo expuesto, por el que no entiendo el por qué hay que guardar tanto formalismo y tanto protocolo si es un clamor popular desde hace tiempo que Gregorio Manzano no iba a seguir en nuestro club.