Seguidores

Slider automático cabecera

jueves, 26 de julio de 2012

Hay que tener paciencia, mucha paciencia

Ayer noche disputó el Sevilla FC su cuarto encuentro en lo que va de pretemporada. Fue ante el Girona en su propio estadio, en el trofeo bautizado como de la Costa Brava. Se impusieron los sevillistas por 0-1, gracias al tanto logrado por Babá al comienzo de la segund amitad tras excepcional pase de José Gómez Campaña.

Y decía que no sólo por estar en pretemporada y por aquello de las excesivas cargas de trabajo y dobles sesiones de entreno hay que tener mucha paciencia, sino porque este Sevilla, el actual, el que viene de quedar noveno, se está regenerando a marchas forzadas y con poco dinero en el período veraniego.

Se ha reducido el presupuesto en un 30%. La renovación de abonos, a principios de esta semana, rondaba tan sólo los 20.000 socios, normal y lógico con la crisis económica que hay y con la deportiva que viene ofreciendo el equipo, pero con números más aproximados que nunca a cuando estuvimos la última campaña en segunda división (temporada 2000-2001).

El Sevilla FC está fichando lo que quiere, puede o le dejan, dentro de su apretado presupuesto y lo está haciendo muy tarde para algunos y cuando se puede para otros. Es aquí donde juega un papel muy importante el aspecto de las salidas.

Con Guarente cedido al Bolonia (que pagará el 70% de su ficha), Escudé (que ha rescindido para irse al Besiktas) y con Romaric a puntito de rescindir (se espera que sea hoy) para irse al Zaragoza, el Sevilla FC se va a encontrar con un alivio cercano a los seis millones de euros en fichas. Es cierto que no va a ingresar dinero alguno por traspasos, pero se va a ahorrar la nada despreciable cantidad de casi seis millones en un presupuesto tan manido.

Se está produciendo un cambio generacional. Han llegado "dos niños": Rabello (chileno de 18 años) y Kondogbia (francés de 19). Con estos hay que tener muchísima paciencia, al igual que con Campaña (18 años). Javi Hervás procede de 2ª división y también es muy joven y tiene que adaptarse al ritmo y velocidad de la liga BBVA, para poder opinar si es válido o no.

Hay que tener mucha paciencia porque la línea más debilitada y caótica del curso pasado, la defensa necesita aún dos refuerzos. Al menos dos, pero no va a venir un número de jugadores superior a éste. Estamos hablando de media defensa, del 50% de la misma que no se ha incorporado y que debe mejorar a lo que ya existe. Será fundamental que Monchi y compañía no se equivoquen en estos dos refuerzos, ya que aquí es donde no cabe la paciencia.

Hay que tener paciencia porque seguimos sin ver a los internaciones Navas y Negredo, y estos dos si quieren le cambian la cara a un equipo.

Hay que tener mucha paciencia porque si seguimos viendo partidos, aunque sean amistosos, con los mismos jugadores del año pasado, no podemos pretender ver un espectáculo diferente aunque juguemos ante el Girona (ejemplo la primera parte de anoche).

Hay que tener paciencia porque jugadores como Acosta y Bernardo van a abandonar la entidad.

Hay que tener paciencia, dentro de la preocupación existente, en que si el Sevilla FC se hace con dos defensas de jerarquía, se habla de Cicinho para el lateral y Botía para el eje de la zaga, y acierta de pleno, yo quiero ver como compite este equipo con el paso de las jornadas. Si además consigue dotar al centro del campo de músculo, al equipo de intensidad y seguridad defensiva y a Reyes y Perotti los logramos ver finos, a buen seguro que otro gallo cantará. El problema se agudizará si no sucede loq ue acabo de exponer.

Hoy es 26 de julio. La plantilla descansará jueves y viernes para partir de nuevo hacia Costa Ballena, el sábado. Creo que no peco de ser oficialista y defensor de todo, pero pienso que esta temporada, otra más de crisis económica mundial y nacional, unida a la renovación que está experimentando la plantilla, creo que hay que tener paciencia más que nunca, mucha paciencia.