Seguidores

Slider automático cabecera

jueves, 7 de abril de 2011

¿La hora de Romaric?

Ya se preveía desde que el Sevilla FC cayese eliminado el pasado mes de febrero en Oporto y pasase a disputar un partido semanal, que Gregorio Manzano iba a contar con doce o trece futbolistas, no más, para intentar lograr el objetivo europeo. En los planes del preparador jienense no entraba la venta de Luis Fabiano. Pues bien, además, para los dos próximos partidos que va a jugar el equipo de Nervión fuera de nuestra ciudad, se une la baja por lesión muscular del gigante de Mali, Frederic Kanouté, el cual será duda para recibir al Villarreal, dentro de unos veinte días.

Salvo lesiones o sanciones, Mazano ha demostrado domingo a domingo tener muy claro con los jugadores que cuenta: Varas; Cáceres, Fazio, Escudé, Navarro; Navas, Medel, Rakitic, Perotti; Kanouté y Negredo. Nunca fue tan fácil acertarle un once al ex-preparador del Mallorca.

Pero para los dos o tres próximos partidos es cuando se presenta la duda de quién sustituirá a Kanouté. El "modus operandi" de Manzano hace prever que será Ndri Romaric el que acompañará a Medel en el centro del campo para adelantar la posición del croata Ivan Rakitic, que de ser así, jugarían en la que dicen es su posición natural.

No sé que pensaréis vosotros, aficionados como yo, pero a lo mejor demandamos (sin tener la decisión final de alinearlo), la presencia de un canterano, llámese Luis Alberto (por ser su posición natural) o la de Rodri (por continuar alineando dos puntas). Aunque viendo el manejo de la cantera del actual entrenador sevillista, parece obvio que no contará con los canteranos del Sevilla Atlético.

Por tanto, y viendo también que las participaciones de Alfaro, Acosta y Koné son prácticamente inexistentes para Manzano, no me queda otra que afirmar que la hora de Romaric ha llegado.

La diferencia con el primer tramo de la temporada, estriba en que ahora hay dos centrocampistas , Medel y Rakitic, enormemente mejores que el marfileño, y que éste no debe jugar por decreto, como sucediera hace unos meses, ante la falta alarmante de efectivos de calidad en la medular.

Lo que sí deseo, como cualquier sevillista, es que, gustos aparte, es que Ndri Romaric esté implicado y acertado cuando se requiera su participación. ¡Ah!, se me olvidaba, y que esté en plenas condiciones físicas.