Seguidores

Slider automático cabecera

miércoles, 27 de abril de 2011

Como cualquier buen sevillista que se precie, me veo  obligado hoy, 27 de Abril de 2011, a recordar la efeméride del gol que nos cambió la vida. Fue hace justo cincoo años (27/04/06), un jueves de Feria de Abril. Era el minuto 100, del año 100 de nuestra historia, cuando el Inolvidable Antonio Puerta (D.E.P.) enganchó aquella volea impresionante con su Zurda de Diamantes.

Un gol que nos colaba en la primera Gran Final para muchos de nosotros (Eindhoven), para la gran mayoría diría yo. La sensación en la grada era indescriptible. La mitad llorábamos de alegría al finalizar el choque. Yo no podía articular palabra para hablar por teléfono con mi mujer, que se encontraba en Madrid por temas laborales. Mientras, la otra mitad, permanecían abrazados unos a otros festejando el triunfo y llorando al mismo tiempo.

Recordar esto, como ya hiciese con otro post el año pasado, me pone la piel de gallina. ¡Qué sensaciones, Dios! Tan sólo es recordarlo y volvermea emocionar.

Ya el año pasado encontré por la red un video excepcional de Jesús Vega que os cuelgo por aquí en el blog, con la narración de Jesús Alvarado y las imágenes de ese zurdazo que nos cambió el rumbo a los Sevillistas. Además se adjuntan imágenes de la posterior celebración en el césped y en la Feria.

El año pasado, con motivo de tal efeméride, el Sevilla FC descubrió una estatua en menoria de Antonio Puerta,ubicada en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros, junto al campo de la escuela de fútbol que lleva su nombre.

4 comentarios:

Jose Ángel González Algaba dijo...

Efemeride para recordar tanto por el recuerdo siempre presente a Antonio Puerta como por lo que supuso ese gol para tantos y tantos sevillistas, la culminación de ver a nuestro equipo disputando una final y además europea.
Un saludo desdemisevillismo@blogspot.com

Julián Ruiz dijo...

José Antonio, tu blog queda agregado desde ya a mi blogosfera particular.
Un saludo.

sergio.palangana dijo...

AQUELLA PARA MI FUE LA NOCHE.

Julián Ruiz dijo...

Comparto tu comentario al 100%, Sergio.
Un saludo.