Seguidores

Slider automático cabecera

lunes, 6 de agosto de 2012

Dorsales y Luis Alberto

En la mañana de hoy se han dado a conocer los dorsales oficiales que lucirán los jugadores de la primera plantilla del Sevilla FC para la temporada venidera. Muchos de ellos, casi todos, no ofrecen variación alguna respecto a los últimos partidos amistosos que ha jugado el equipo.

Destaca como novedad principal que Lautaro Acosta es ahora mismo el únicio jugador profesional que se queda sin dorsal. Además, quedan libres los dorsales número 24 y 25. Uno de ellos se presupone que será para el ansiado central que esperamos los sevillistas y que debe liderar un mermado eje de la defensa (a excepción del partido de Alemania).

Los dorsales en su totalidad son los siguientes:
1.- Palop; 2.- Fazio; 3.-Fernando Navarro; 4.-Spahic; 5.-Cala; 6.-Campaña; 7.-Jesús Navas; 8.-Medel; 9.-Negredo; 10.-Perotti; 11.-Rakitic; 12.-Maduro; 13.-Diego López; 14.-Manu; 15.-Trochowski; 16.-Luna; 17.-Hervás; 18.-Bernardo; 19.-Reyes; 20.-Babá; 21.-Cicinho; 22.-Kondogbia; 23. Coke; 30.-Rabello (partirá con ficha del equipo filial).

También se ha conocido el cuarteto de capitanes, que en su mayoría, no destaca por ser precisamente las voces con más peso del vestuario. Los cuatro capitanes del primer equipo pasan a ser Palop, Jesús Navas, Álvaro Negredo y el argentino Fede Fazio. En esta faceta es cuando uno echa en falta, vista la plantilla actual, la figura de jugadores como Fernando Navarro o Cala, por citar algunos ejemplos, aunque tampoco hay muchos nombres más de donde elegir el grupo de capitanes. Ésta es una de los aspectos pendientes en la plantilla, que no es otra que la de mostrar caracter y competitividad dentro y fuera del terreno de juego.


Por otro lado, también en la mañana de hoy se ha oficializado por parte de ambos clubes la cesión de Luis Alberto (jugador del Sevilla Atlético) al Barcelona B. Al igual que sucediese con Rodri el verano pasado, esta operación está dando mucho que hablar, porque como dato de partida, los jugadores campeones del Rey en una o dos ocasiones en categoría juvenil, cuando crecen, resulta que no tienen sitio en el primer equipo del Sevilla FC, mientras que las oportunidades se la llevan jugadores de inferiores prestaciones, que han costado un pastizal y que proceden en la mayoría de los casos del extranjero. Eso es lo que verdaderamente me duele como aficionado y amante de la cantera sevillista.

El traspaso de Rodri no es que fuese malo económicamente (1,5 kilos) una vez visto que no ha cuajado en su primera temporada en Barcelona, pero el problema fue más grave porque nos quedamos sin un tercer delantero para que el equipo de Marcelino afrontase la fase previa de la Europa League, y esto provocó que Fazio terminase jugando de delantero centro en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Con Luis Alberto, natural de San José del Valle (Cádiz) y que va a cumplir ya los 20 años, se producen situaciones contradictorias. Por un lado, es un jugador de una clase exquisita (para mí, del tipo Valerón), que se entendía perfectamente con Rodri en el equipo filial y que se le presupone que puede llegar a ser futbolista y de los buenos dada la calidad que posee en la mediapunta, sobre todo para dar el famoso último pase. Pero por otro lado, su aparente desidia en ocasiones y su intento continuo del alto grado de frivolidad innecesario con el que impregna pases imposibles o jugadas tanto en partidos como en entrenos, que no tiene cabida en el fútbol profesional y que hacen que él solito se encargue de tirar por tierra muchas opciones de jugar en el primer equipo.

Ya debutó el año pasado con el Sevilla FC. Expuestos los argumentos anteriores y sin haber hecho una buena temporada en el equipo filial el año pasado, el concepto de cesión a un equipo inferior, yo no lo vería nada mal, porque de hecho el futbolista renunció las pasadas navidades a salir cedido al Córdoba, desaprovechando así una oportunidad de lujo y de mentalidad para crecer como futbolista profesional. Y es poco a poco, como debe progrsar un futbolista, pero de ahí a triunfar en el FC. Barcelona actual, la empresa no es nada fácil.

Ahora se le ha puesto a tiro el FC. Barcelona y viendo las opciones ha decidido salir. Hasta ahí lo veo lógico y normal, pero sin embargo, aún a riesgo de equivocarme, no veo al Luis Alberto actual triunfando en Barcelona por varios motivos: en el Barça defienden y corren todos, el conjunto catalán viene a jugar con un claro 4-3-3, y aunque con Ramón Tejada ha partido a veces desde banda izquierda cuando el técnico ha jugado con dos puntas en algunos momentos del partido, donde mejor rinde Luis Alberto es con libertad por el centro, y ese puesto "no existe" en el actual planteamiento azulgrana. Clase tiene, pero aún le falta por desarrollar ese espíritu de jugador competitivo (opinión completamente personal y subjetiva). Valga como ejemplo que Rodri no ha jugado muchos partidos la temporada pasada y casi todos ellos lo ha hecho como delantero por la izquierda, desaprovechando así muchas de las mejores cualidades que tiene el delantero.

Está claro que el FC. Barcelona no pierde nada en esta operación. Si gusta es barato y si no gusta lo devuelve para Sevilla. Dicen que las condiciones de la operación reportarán unos 200.000 euros de ingreso al Sevilla FC y entre otras claúsulas adicionales existentes, una opción de compra fijada en unos 4 millones de euros si el FC. Barcelona decide ejecutarla. Si el conunto catalán no queda conforme con el rendimiento del canterano, Luis Alberto retornaría a Sevilla el verano próximo, sin más.

Así pues, desde aquí quiero desearle todo lo mejor al futbolista, pero recordarle también que mucho debe mejorar y madurar a pasos agigantados si se quiere quedar en la Ciudad Condal. Clase, ya he dicho que no le falta, sino que le sobra para su edad, pero por desgracia, no es lo único que cuenta para triunfar en el mundo del fútbol hoy día.